Movimiento de Suelos

Realizamos cualquier tipo de obra de excavación, en terrenos muy blandos, como en terrenos rocosos. Por eso hacemos un estudio previo ...
Movimiento de Suelos

Realizamos cualquier tipo de obra de excavación, en terrenos muy blandos, como en terrenos rocosos. Por eso hacemos un estudio previo, para resolver qué técnica es la más adecuada para la realización de la obra, realizando un estudio topográfico si fuera necesario. También se realizan las pruebas y / o catas necesarios para determinar el tipo de suelo a excavar y así determinar las herramientas más adecuadas para este fin, pala, martillo … Disponemos de la maquinaria suficiente para cualquier tipo de excavación, situación y accesibilidad de la obra.

Tipos de excavaciones

A cielo abierto; Subterráneas; Manuales También disponemos de Volquetas para el desalojo y transporte al centro autorizado para el tratamiento adecuado de los materiales sobrantes de la excavación a realizar, con el correspondiente certificado.

Movimientos de suelos

Estos trabajos comprenden la realización de las tareas necesarias para llevar al terreno a las cotas del nivel establecidas en los respectivos planos del proyecto.

Podemos distinguir dos conceptos dentro de este proceso, por un lado lo que concierne a la extracción de material el cual se denomina excavación y por otro los trabajos de aporte de material al terreno el cual se lo conoce como relleno.

En la excavación también se diferencian dos procesos. El primero es la “excavación” propiamente dicho el cual es el sistema de extracción de material cuando éste se encuentra por debajo del nivel de referencia con herramientas manuales o maquinas excavadoras y en segundo lugar el denominado “desmonte” el cual es una extracción de material que se ubica por encima del nivel de referencia.

SERVICIOS

Por demoliciones manuales se entienden tanto las realizadas con herramientas de mano, como la propia demolición o, incluso, la carga y transporte de los escombros producidos en ella. Este sistema de demolición es el único posible en muchas ocasiones, sobretodo en las demoliciones parciales y rehabilitaciones o en las demoliciones ligeras, fundamentalmente por problemas de espacio. En otras ocasiones, no es el espacio el factor condicionante, sino la falta de capacidad portante de la estructura, por lo que el único método de trabajo, en esta situación, es el basado en equipamientos ligeros. El principio básico de la demolición manual se fundamenta en la especialización y variedad de herramientas de uso personal, siendo la composición y dimensión del elemento a demoler los condicionantes principales de la elección del método a utilizar.

La mecanización de los trabajos de demolición ha significado un gran avance en esta actividad, pues se ha producido un aumento de la producción y una importante reducción en los costes, así como un gran incremento en la seguridad. La mecanización en la demolición se inicia con el siguiente paso dado en las demoliciones manuales, en las que las herramienta es de accionamiento mecánico, pero mantenida por el hombre, como un martillo rompedor, cuando se consigue que ese soporte y transporte de la herramienta sea también mecanizado. En ese momento, el operario pasa a ser un mero conductor de un vehículo que transporta la herramienta al lugar de empleo, convirtiéndose en un operador de unos mandos con los que colocara la herramienta de demolición en el punto adecuado mediante unos elementos mecánicos y accionara, con otro mando, la herramienta de demolición. Con este concepto en mente, es fácil entender la existencia de diferentes tipos de vehículos portantes de la herramienta e, igualmente, diversas herramientas de demolición y brazos que la colocan y mantienen en posición. De acuerdo con ello, se pueden crear numerosas clasificaciones, siendo una de las más sencillas la que se basa en el tamaño de los equipos, pudiéndose así diferenciarse los equipos ligeros, medios y pesados.

Es el sistema de extracción de material cuando éste se encuentra por debajo del nivel de referencia con herramientas manuales o máquinas excavadoras y en segundo lugar el denominado “desmonte” el cual es una extracción de material que se ubica por encima del nivel de referencia.