Administración & Inspección de Obras

Vigilancia o atención durante el proceso de ejecución de una obra con el fin de que ésta se realice de conformidad con las mejores mejores prácticas y estándares.
Administración & Inspección de Obras
ADMINISTRACIÓN DE PROYECTO

Es la gestión de dirección, administración y control de todas y cada una de las etapas de un proyecto inmobiliario, desde el momento en que se toma la decisión de acometerlo, hasta concluir las obras, entregar los inmuebles a sus propietarios finales y a los inversionistas los rendimientos de su inversión. Comprende el desarrollo del trabajo total en las áreas comercial, técnica, legal, administrativa y financiera del proyecto.

INSPECCIÓN DE OBRA

Vigilancia o atención durante el proceso de ejecución de una obra con el fin de que ésta se realice de conformidad con las mejores normas de trabajo, los planos de construcción, las especificaciones técnicas y demás documentos que forman parte del contrato. El servicio se presta mediante visitas periódicas a la obra. No implica una permanencia constante o residencia profesional.

PROCESOS
Inicio

Define y autoriza el proyecto o una fase del mismo

Ejececión

Integra los recursos para llevar a cabo el plan

Planicación

Define y refina los objetivos, y planifica el curso de acción

Control de seguimiento y Cierre

En todo el proceso se mide el avance y se toman medidas correctivas

Son visitas periódicas al sitio del proyecto, cuyo fin principal es verificar que el constructor esté cumpliendo con lo especificado en los Planos Constructivos en cuanto a alcance y calidad.

Las visitas de inspección son un ejercicio profesional preventivo y correctivo. Previenen malas ejecuciones por parte del constructor y corrigen lo que no se haya construido correctamente. Asimismo, sirven para resolver dudas, verificar avance según cronograma, cumplimiento del presupuesto, aprobar modificaciones y plantear mejoras.

El formato de la visita de inspección varía según los actores y el proyecto. Sin embargo, siempre debe incluir como mínimo, un recorrido de todo el proyecto en conjunto con el consultor y el constructor, un informe detallado del avance de la obra por parte del constructor, así como una exposición de las actividades a desarrollar hasta la siguiente visita y una reunión de coordinación entre todos los asistentes donde se discutan los puntos del día.

Durante la etapa constructiva, el inspector debe llevar un control detallado de lo que sucede relacionado a su especialidad y documentarlo por escrito y fotográficamente. A pesar de que se debe llenar la bitácora de obra a mano, enviar Informes escritos y fotográficos de Inspección, es altamente recomendado. También es labor del consultor aprobar los materiales,  que son los requerimientos de permiso para hacer compras específicas por parte del constructor.

Las inspecciones concluyen con una etapa de listas de “poncheo” que elabora cada inspector en su disciplina, con los pendientes a ejecutar o elementos a corregir por parte del constructor; hasta que esta no llegue a tener ninguno, o sean de tan bajo impacto en la obra que el mismo propietario puede encargarse de darle seguimiento, no se debe recibir la obra.

Para un mejor control de ejecución y calidad, hemos desarrollado un sistema de control de avance de obra en el que “desmembramos” el proyecto en zonas y, a su vez, estas en cada parte y elemento que las compone, de forma que nos garanticemos que absolutamente todo se esté construyendo correctamente. Cada uno de estos elementos lo vamos controlando según se va construyendo, en cuatro etapas constructivas: trazado, armado, instalación y acabado. Hasta que en nuestras tablas de control cada elemento de la obra no tenga un avance del 100% en cada una de esas etapas, no damos por concluido el proyecto.